El centro de detención de ICE en San Diego registra máximo histórico de casos de Covid-19

Victor Castro

[post_content_prefix]El centro de detención utilizado por ICE en San Diego reportó el tercer mayor número de casos activos de Covid-19 entre sus detenidos, en un listado que cuenta con 130 centros de detención de la agencia federal.

El 10 de enero, el Centro de Detención de Otay Mesa reportó 91 personas detenidas que estaban siendo aisladas y  monitoreadas por ser casos confirmados de Covid-19, de acuerdo con los reportes publicados por ICE en internet.

Este número fue un nuevo máximo histórico para el centro y solo fue superado por los centros de Arizona y Texas, situados igualmente a un costado de la frontera entre Estados Unidos y México.

Los infectados sumaron alrededor del 10% de la población total del centro, basado en la población reportada por ICE a principios de enero de acuerdo con un abogado de la Unión de Libertades Civiles Americanas de los condados Imperial y de San Diego (ACLU por sus siglas en inglés).

La ACLU recibe información constantemente por parte del centro de detención, que se encuentra a tan solo tres millas de la frontera, como parte del acuerdo de una demanda realizada por la falta de protección contra Covid-19 en el centro.

El número de casos es fluctuante de acuerdo con ICE, quien reportaba solo 52 casos activos para el domingo pasado, según su página web.

Este centro de detención es uno de varios que están situados en la frontera y que actualmente están lidiando con un incremento en el número de casos activos.

LEE:México solicita investigación por la muerte de migrante en custodia del CBP

Un abogado de la ACLU dijo que hay más de 500 detenidos que son médicamente vulnerables actualmente en el centro de Otay Mesa, además de ser un lugar que ha visto a su población duplicarse en menos de un año.

Al tiempo de afirmar también que la mayoría de los detenidos podrían ser liberados si se hace caso a una orden de una corte que ya existe.

No hay información certera acerca de cuantos detenidos están vacunados o a cuantos se les está realizando una prueba para detectar el virus, lo que incrementa los cuestionamientos sobre que tan protegidos pueden estar los detenidos ante un potencial brote al interior del centro, lo que preocupa a los expertos.

“Estamos preocupados por la salud y seguridad de las personas al interior, pero también por la salud y seguridad de las personas en las comunidades cercanas, sabemos que los brotes no se quedan tras las rejas de una prisión o centro de detención”, dijo Joshua Manson, director de comunicación de Behind Bars Data Project, un programa de la Escuela de Leyes de UCLA.

El centro de detención de Otay Mesa es propiedad de CoreCivic, una compañía de centros de detención y prisiones privadas que opera otras cinco en California y más de 100 en todos el territorio estadounidense.

El 12 de enero se tenía registro de 17 empleados contagiados en el centro, de acuerdo con la página web de la compañía.

LEE:Ya ICE no mantiene a familias migrantes en sus centros de detención

Las autoridades cuestionadas solo se limitaron a decir que se encuentran comprometidas a que los centros de detención apliquen todos los protocolos aprobados por el CDC y provean información pertinente para que los detenidos puedan tomar una decisión sobre su estado de vacunación, afirmando que cada centro de detención es responsable por el tratamiento médico que reciben los prisioneros.

Aunque el número de casos activos empezó a declinar en Otay Mesa a finales de la semana pasada, este brote representó el más grande del centro desde el inicio de la pandemia, especialmente preocupante ahora que tiene el doble de detenidos que hace un año.

Un detenido murió mientras estaba en custodia en mayo de 2020, mientras que 750 han dado positivo al virus mientras se encuentran arraigados.

ICE solo reportaba seis casos activos entre sus prisioneros del centro de detención de Otay Mesa a finales de diciembre, pero una semana después el número ya iba en 36.

Apenas una semana después fue que ICE reportó 91 casos activos, los brotes previos ocurridos en el centro de detención no llegaban a contabilizar la mitad de contagiados que en esta ocasión, cuando en julio de 2021 se tuvo a 44 detenidos que arrojaron positivo a la prueba.

Suscribe Form Desktop

Nbc Palm Spring Logo

Download our App

Apple Store Logo

Play Store Logo

CONTACT US!

Submit your suggestions and questions