California adopta restricciones en el uso de agua ante sequía

Victor Castro

[post_content_prefix]Por segunda ocasión en la última década, California impondrá restricciones en el uso de agua en exteriores, mientras el estado atraviesa otra sequía y los esfuerzos por conservar el agua parecen ser insuficientes.

La reglamentación fue adoptada por la Junta de Control de Recursos Acuáticos del Estado apenas este martes y es relativamente laxa, únicamente se prohíbe regar las áreas verdes en las 48 horas siguientes a la caída de lluvia o no permitir que el agua de los sistemas de riego llegue a las banquetas, pudiendo entrar en vigor tan pronto como a finales de enero.

Quienes violen esta reglamentación podrían enfrentar multas de $500 dólares diarios, aunque el órgano regulador espera que pocas multas sean aplicadas, como sucedió en la última sequía.

Esta medida llega luego que que los residentes de California no han logrado cumplir con una reducción voluntaria del 15% en el uso de agua en 2021, propuesta por el gobernador Gavin Newsome. De julio a noviembre del año pasado el uso solo disminuyó un 6%, muy por debajo de la meta pactada.

Las nuevas restricciones llegan luego de un mes de diciembre muy húmedo, pero que parece que no se mantendrá en los meses restantes del invierno, a pesar de que suelen ser los de mayor humedad cada año en el estado.

A medida que el cambio climático va evolucionando, el clima se ha vuelto más impredecible, los pronósticos actuales muestran que enero, febrero y marzo podrían ser más secos que de costumbre.

Pronósticos iniciales no tenían a diciembre como un mes con mucha humedad, apesar de esto rompió varios récords en caída de lluvia y nieve en varias zonas. A mediados de diciembre el 80% del estado estaba en condiciones de sequía o sequía extrema, pero para finales de mes, tan solo un tercio se mantenía sin suficientes niveles de agua, de acuerdo con el Centro de Monitoreo de Sequías de Estados Unidos.

A pesar de la lluvia, grandes partes del sistema de aguas del estado se encuentran en estado crítico luego de las condiciones de sequía experimentadas a principios de 2021, que provocó que varias presas de California registraran su niveles más bajos más bajos en la historia.

El norte de California estuvo más húmedo durante el pasado mes de noviembre que el sur del estado, lo que propició que conservaran mucha más agua.

Las regiones al norte de Río San Joaquín, incluyendo a Sacramento y San Francisco, usaron entre el 17 y el 26 por ciento menos agua con respecto a noviembre de 2020, mientras los condados de Los Ángeles, Orange y San Diego, que representan el 55% de la población estatal, usaron 1% más en comparación al mismo mes de 2020.

Dentro de los usos prohíbidos para el liquido vital con esta nueva reglamentación se encuentran:

  • Uso excesivo de agua en exteriores provocando que llegue a calles y banquetas.
  • Utilizar agua para regar y atender el jardín durante las 48 horas siguientes a una tormenta donde caiga al menos 1/4 de pulgada de lluvia.
  • Lavar vehículos con mangueras que no cuenten con una boquilla que permita que no se tire el agua cuando no se usa.
  • Utilizar agua potable para lavar banquetas, cocheras, patios, calles y edificios.
  • Llenar fuentes o lagos artificales con fines de decoración únicamente.

Una vez que la revisión administrativa de este reglamento esté completa, las reglas entrarán en vigor.

California adoptó medidas similares durante la sequía de cinco años que culminó en 2017, con algunas ciudades y distritos de agua locales dejándolas permanentemente, estas restricciones formaban parte del plan de conservación de agua, donde también encontrábamos incentivos para los residentes que optaran por cambiar su pasto por una flora más resistente a las sequías.

El porcentaje de uso de agua actual es menor al que había cuando dio inicio la última sequía, pero vuelve los esfuerzos de conservación más difíciles, ya que las medidas más sencillas ya fueron implementadas.

A pesar de que estas regulaciones incluyen la posibilidad de aplicar multas de hasta $500 dólares diarios, las mismas fueron escazas durante la última implementación, además de que el estado no contempla la posibilidad de designar policías exclusivamente para vigilar que los ciudadanos no la incumplan.

El estado tiene también un sitio web en donde los ciudadanos pueden reportar a sus vecinos y a otros ciudadanos que están violando las reglas. Las quejas serán tratadas directamente por el departamento de agua local. Durante la sequía pasada, la gente evidenciaba a los infractores al subir videos de sus actos de desperdicio a redes sociales.

Suscribe Form Desktop

CONTACT US!

Submit your suggestions and questions

Nbc Palm Spring Logo

Download our App

Apple Store Logo

Play Store Logo